fbpx

El estilo de vida mediterráneo: mucho más que una dieta.

Home / Blog / El estilo de vida mediterráneo: mucho más que una dieta.

Mundialmente reconocida, la dieta mediterránea presume de ser una de las más ricas y saludables. Pero el bienestar del mediterráneo no depende sólo de la dieta. Es un conjunto de factores. En las poblaciones mediterráneas se dan unas condiciones únicas, que, combinadas, dan forma a lo que se conoce como el estilo de vida mediterráneo. Usos, costumbres, lugares, interpretaciones o historia entre otros son parte de la combinación que hace tan especial y envidiable la vida en el mediterráneo.

Los usos y costumbres

Quien lo viva o lo haya vivido de cerca entenderá que no es fácil señalar qué es lo que hace tan especial el estilo de vida de este lugar. Aquí detallamos algunos de los elementos que consideramos esenciales en la forma de ser mediterránea.

  • Vida simple. Tranquila, relajada, sin prisa, pero sin pausa. Cada persona pasa los días absorto en sus quehaceres, manteniendo un ritmo productivo, pero con sus espacios para pensar, contemplar y socializar. Disfrutando de las pequeñas cosas.
  • Pasar tiempo con amigos y familiares: todo es mejor cuando es compartido. Las buenas relaciones y la socialización contribuyen enormemente al bienestar. Y en el mediterráneo lo llevamos bien, sólo hay que observar los bares y terrazas, la gente hablando por la calle o paseando en grupo.
  • La vida al aire libre. Pasear, la playa, comer en una terraza o los mayores sentados “al fresco” en las puertas de sus casas. En el mediterráneo hay buen clima y se disfruta. Se hace vida al aire libre siempre que se puede. Y se puede bastante.
  • La siesta. Más que un periodo para dormir es un concepto. El día se divide en dos partes, la mañana y la tarde, con una transición de aproximadamente dos horas conocida como “la siesta”. Bien se aprovecha ese periodo para dormir y descansar, o para hacer cualquier otra cosa. Lo que está claro es que no querrás estar trabajando o en la calle al sol entre las tres y las cinco de la tarde. Es pura sabiduría milenaria resguardarse en casa o a la sombra durante esas horas en las que el sol y el calor aprietan.

El mar

El escenario perfecto para uno de los mejores estilos de vida. Frente al mar o cerca de él. En los pueblos del mediterráneo, el mar juega un papel primordial. Desde que la pesca era una actividad de subsistencia hasta hoy, que siguen presentes las antiguas artes de pesca, pero además de practican multitud de deportes náuticos o se navega por placer.

Sin olvidarnos de recrearnos la vista con los bonitos paisajes que forman la combinación de montañas y pequeñas poblaciones con el tranquilo mar mediterráneo. O los atardeceres rojos a los que le cantaba Serrat en su canción “Nací en el mediterráneo”.

Y, por supuesto, la gastronomía

aceite-oliva

La dieta mediterránea es considerada una de las más sanas en base a la baja cantidad de grasas saturadas y el consumo de aceites vegetales, como el aceite de oliva. El aceite de oliva, que se elabora desde hace miles de años, es sin duda la estrella de la dieta mediterránea, un producto altamente saludable que es imprescindible en todas las casas del mediterráneo, usándose en multitud de platos. No por nada lo llaman el oro líquido.

Pero, además del aceite, destacan entre la dieta mediterránea el pan, el vino, el queso, el pescado y el marisco, los frutos secos, o las frutas y verduras frescas. Y es que, con la cantidad de producción agrícola que se desarrolla en torno al mediterráneo gracias a su clima favorable, sería un sacrilegio no consumir los alimentos frescos provenientes de la zona.

Con esta lista de ingredientes disponible y la tradición culinaria del mediterráneo, es más difícil comer mal que comer rico y saludable.

El mediterráneo, además de un mar y un conjunto de consejos dietéticos, es más bien un estilo de vida, una forma de ver y hacer. Una forma de vivir.

Fiesta de la Región de Murcia frente al mar. 1984
Related Posts
barco-fenicio-mazarron